La Habana

La Vieja Habana
Playa de Varadero
La Isla de Cayo Largo   

Busca tus cruceros por el Caribe, Cuba y las Antillas

La Habana

Un encanto irresistible

Cuando desembarques en La Habana durante un crucero por el Caribe, enseguida quedarás atrapado por la sensualidad de la ciudad.


Sus edificios poseen líneas sinuosas, y sus colores y aromas especiados son embriagadores. El aroma de sus famosos puros flota en el aire, las playas de dulces matices se funden suavemente con las aguas cristalinas, la música acompaña a los cautivadores movimientos de las danzas caribeñas y los coches de otro siglo forman una exhibición en movimiento por las calles del centro de la ciudad: navegar hasta Cuba con MSC Cruceros te permitirá tocar este maravilloso mundo con tus propias manos.

Durante tu viaje, tan pronto como desembarques de tu crucero, una excursión te llevará a descubrir la capital, una bulliciosa ciudad llena de contrastes con más de dos millones de habitantes. Uno de los lugares que no te puedes perder es el Castillo del Morro: una fortaleza construida sobre una colina en el siglo XVI que toma su nombre de los bíblicos Reyes Magos. Desde aquí podrás llegar hasta la Vieja Havana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con la Plaza de San Francisco de Asís, la Plaza de Armas, la Plaza Vieja y la Plaza de la Catedral. La Bodeguita del Medio, un local donde personalidades como Ernest Hemingway, Salvador Allende y Pablo Neruda se sentaban a tomar un mojito, es una parada obligatoria. El Capitolio, uno de los símbolos de Cuba, destaca por su blancura entre los edificios coloniales de colores. La Plaza de la Revolución también es bastante impactante; aquí se encuentran el monumento dedicado al héroe nacional José Martí y el Ministerio del Interior con la famosa imagen del Che Guevara hecha por Enrique Ávila e inspirada en una estatua de Alberto Korda. Pero un viaje a La Habana también te llevará más allá de plazas y edificios. Por ejemplo, Varadero está considerada una de las playas más bonitas del mundo. 
  
Una excursión con MSC Cruceros es la ocasión perfecta para admirar los impresionantes paisajes tan incontaminados que no parecen reales; como los de Cayo Largo, la pequeña isla compuesta por rocas de calcita que producen una arena tan blanca que parece incolora.

Qué ver en La Habana

Cuba

Alegría, sol e historia
Alegría, sol e historia

Navegando con MSC Cruceros por el Caribe tendrás la oportunidad de descubrir, entre otras joyas, la isla de Cuba, un destino de disfrute total.


Entre las muchas islas del Caribe que puedes visitar con MSC Cruceros, Cuba es un tesoro histórico y artístico que no podrás evitar admirar, tanto desde el mar como en tierra. Estratégicamente situada entre el Mar Caribe, el Golfo de México y el Océano Atlántico, esta magnífica isla es acariciada por los vientos alíseos y disfruta de un clima tropical con veranos húmedos e inviernos secos.
Sus principales ciudades están ubicadas en maravillosas ensenadas naturales: La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba. Hablar de Cuba hace pensar en las blancas playas de Varadero y Cayo Largo, en aguas cristalinas y en la exuberante vegetación de todas las tonalidades del verde, así como en los brillantes colores de los edificios, la música, la gastronomía y una cultura que combina el colonialismo español con las tradiciones de los esclavos africanos.

Si vienes a Cuba, ess imposible no quedar fascinado por ella. No es casualidad que Cristóbal Colón exclamara: “¡Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto jamás!” cuando desembarcó aquí. ¿Y qué decir del premio Nobel Ernest Hemingway? Se quedó tan prendado de la isla que decidió vivir en ella y pasar los siguientes veinte años en su Finca Vigía.