Montecarlo

El Hôtel de Paris y Villa Sauber
El casco antiguo de Mónaco
La aldea de St-Paul-de-Vence

Busca tu crucero por el Mediterráneo

Montecarlo

El punto de encuentro de la jet set internacional

Montecarlo es el lugar donde se encuentra la auténtica riqueza, y su famoso casino merece una visita durante una excursión de tu crucero MSC por el Mediterráneo. Junto a él se encuentra la llamativa Ópera de Montecarlo, y en los alrededores de la place du Casino, rodeada por hileras de palmeras, hay varios casinos, hoteles, palacios y grands cafés.

El American Bar del Hôtel de Paris es el lugar donde se da cita la élite, mientras que el Hermitage, de principios del siglo XX, se caracteriza por la bonita cúpula de hierro y cristal de Gustave Eiffel.

Villa Sauber es una de las pocas villas belle époque que han sobrevivido en el principado, situada en medio de bloques de edificios de cemento. Alberga el Nouveau Musée National y presenta interesantes muestras temporales de arte, a menudo sobre temas relacionados con la ciudad. MSC Cruceros por el Mediterráneo también ofrece excursiones al casco antiguo de Mónaco, donde se ha evitado la peor explotación inmobiliaria.

En place du Palais puedes ver el cambio de guardia o visitar las tumbas del Príncipe Rainiero y la Princesa Grace en la catedral del siglo XIX. Una de las mejores excursiones MSC en Mónaco es la bonita aldea fortificada de St-Paul-de-Vence. Es un pueblecito en la cima de una colina a solo 3 km al sur de Vence, en dirección Cagnes.

Aunque el pueblo en sí es una joya y normalmente durante el verano recibe muchas visitas, la fama del lugar se debe a su casco histórico medieval y a la Fundación Maeght, un magnífico museo de arte moderno y escultura escondido entre los bosques cercanos, como su corazón medieval. No puedes perderte otro de los símbolos del pueblo, justo fuera de la muralla en la carretera de acceso, la Colombe d’Or, un hotel y restaurante célebre por el arte que cuelga de sus paredes, donado como pago por la comida por los entonces empobrecidos Braque, Picasso, Matisse y Bonnard durante los años de escasez tras la Primera Guerra Mundial.

Visitas imprescindibles en Montecarlo

Descubre nuestras excursiones

4 resultados encontrados

  • MÓNACO ESENCIAL

    RUTA PANORÁMICA
      • Puede incluir cuestas, escalones, superficies irregulares y/o largos periodos de pie

        Nivel de dificultad
        Intermedio

      • Duración
        4 h

      • Adulto$52Precio por persona

      • Niño$35Precio por persona

      MON02

      Los puntos más emblemáticos de Mónaco nos esperan en esta agradable excursión de medio día, empezando con un recorrido panorámico por la denominada “Grande Corniche”, la carretera costera más alta de las tres de Mónaco, desde donde podremos contemplar impresionantes vistas del Principado desde arriba. Nos aproximaremos luego a este especial lugar para explorarlo a pie, con un paseo guiado por los principales puntos de interés de Montecarlo, incluyendo la fabulosa Roca de Mónaco, un lugar cargado de historia. Veremos también el exterior de la famosa Catedral Católica de San Nicolás, consagrada en 1875, lugar de descanso eterno del Príncipe Rainiero III y Grace Kelly. Por último, nos acercaremos al magnífico Palacio del Príncipe de Mónaco, un complejo construido originalmente en el S. XII como fortaleza y que consta de diversos edificios de estilos arquitectónicos muy variados y rodeados de cuidados jardines. Nuestra excursión a lo esencial de Mónaco finalizará con el regreso al puerto y al barco. Nota: esta excursión no es apta para pasajeros con problemas de movilidad o en silla de ruedas.
    • CANNES Y NIZA

      VISITA A LA CIUDAD
        • Puede incluir cuestas, escalones, superficies irregulares y/o largos periodos de pie

          Nivel de dificultad
          Intermedio

        • Duración
          5 h

        • Adulto$62Precio por persona

        • Niño$49Precio por persona

        MON01

        Iniciaremos esta excursión con un recorrido de una hora en autocar por la espectacular costa de la Riviera Francesa, de camino a la cinematográfica ciudad de Cannes, un bullicioso núcleo turístico y sede del Festival Internacional de Cine de Cannes. Allí dispondremos de algo de tiempo libre para explorar la ciudad por nuestra cuenta y perdernos por sus cautivadoras callejuelas, embelesarnos ante las vistas desde las ruinas del castillo, admirar los lujosos yates amarrados en el puerto o pasear por el maravilloso paseo marítimo de La Croisette, con sus exclusivos hoteles y tiendas. Volveremos luego al autocar para seguir recorriendo la carretera de la costa hasta Niza, capital del departamento francés de los Alpes Marítimos. Allí daremos un paseo para descubrir, de la mano de nuestro guía, los lugares más emblemáticos de esta encantadora ciudad francesa, incluyendo el famoso paseo marítimo denominado el “Promenade des Anglais” (“Paseo de los Ingleses”) en honor a los primeros visitantes que vinieron a veranear a la zona. Nuestra visita panorámica a la Riviera Francesa acabará con el regreso a Montecarlo y al barco. Nota: esta excursión no es apta para pasajeros con problemas de movilidad o en silla de ruedas.
      • EZE, MÓNACO Y MONTECARLO

        VISITA A LA CIUDAD
        • Compras

        • Puede incluir cuestas, escalones, superficies irregulares y/o largos periodos de pie

          Nivel de dificultad
          Intermedio

        • Duración
          4:30 h

        • Adulto$55Precio por persona

        • Niño$39Precio por persona

        MON04

        Acompáñanos a descubrir una de las joyas de la Côte d’Azur: Montecarlo. Tras aparcar en la Roca de Mónaco, nos dirigiremos a pie hacia la ciudad antigua, acompañados de nuestro simpático guía. Subiremos empinadas callejuelas dejando atrás el Museo Oceanográfico, la catedral donde están enterrados el Príncipe Rainiero y la Princesa Grace (que podremos contemplar desde fuera) y el grandioso Palacio del Príncipe de Mónaco. Pasaremos también por uno de los iconos monegascos: el legendario casino, situado al lado del glamuroso Hotel de París. Tras una visita guiada de la elegante plaza donde se ubican estos edificios proseguiremos nuestro camino hacia el pueblo medieval de Èze, en el que entraremos por la puerta doble del S. XIV. Podremos dejarnos hechizar por el ambiente de antaño de este hermoso pueblo y por los maravillosos aromas que encontraremos en la prestigiosa Fábrica de Perfume Fragonard, donde nos acercaremos al mundo de los perfumistas franceses. Si la tentación nos vence, podremos regalarnos alguno de los extraordinarios perfumes de chez Fragonard como recuerdo de nuestra visita. Nota: esta excursión no incluye una visita al interior del Casino ni la entrada al Casino. No está recomendada para personas con problemas para caminar ni para usuarios de sillas de ruedas.
      • NIZA Y EZE

        VISITA A LA CIUDAD
        • Compras

        • Puede incluir cuestas, escalones, superficies irregulares y/o largos periodos de pie

          Nivel de dificultad
          Intermedio

        • Duración
          4 h

        • Adulto$59Precio por persona

        • Niño$45Precio por persona

        MON03

        Con un agradable viaje de 45 minutos por la carretera que recorre el litoral llegaremos a Niza, capital de la “Côte d'Azur”. En Niza podremos admirar el famoso paseo marítimo conocido como “Promenade des Anglais” y la magnífica fachada rococó del legendario hotel Negresco, así como la catedral ortodoxa rusa, con sus motivos cerámicos de vivos colores y sus seis cúpulas bulbosas. Visitaremos también el casco antiguo y allí dispondremos de tiempo libre para explorar el colorido y simpático mercado de Cours Saleya. La excursión continuará hacia Eze, una ciudad medieval situada en lo alto de un acantilado. Cruzaremos la puerta geminada del S. XIV que franquea el paso a esta ciudad y tras dar un paseo por sus callejuelas. Haremos una parada para visitar la conocida fábrica de perfumes de Fragonard, donde aprenderemos algo sobre las técnicas con las que se elaboran los perfumes franceses. Nota: esta excursión no es apta para pasajeros con problemas de movilidad o en silla de ruedas.

       Los Programas de las Excursiones y los itinerarios pueden variar dependiendo de las condiciones locales y/o eventos imprevisibles relacionados con el día de la excusión, por lo tanto la disponibilidad y el precio se confirmarán durante el crucero


      Las excursiones pueden variar dependiendo de las condiciones meteorológicas y / o eventos imprevistos.

      Algunas excursiones son muy populares, por lo que no se puede garantizar su disponibilidad. Es recomendable reservar con antelación para asegurarte tu plaza. Hay guías disponibles de habla inglesa. Para cruceros por Sudamérica, hay guías disponibles de habla portuguesa. Para otros idiomas, depende de la disponibilidad y el número de participantes. El idioma de la excursión será confirmado a bordo.

      Monaco

      A great little state
      A great little state

      The tiny independent Principality of Monaco, no bigger than London’s Hyde Park, has been in the hands of the autocratic Grimaldi family since the 13th century, save for the two decades following the French Revolution, and in theory would become part of France were the royal line to die out.

      When you’re on a cruise to Monaco it’s easy to understand how the last hundred years the principality has lived off gambling, tourism and its status as a tax haven. Among its inhabitants, French citizens outnumber native-born Monegasques.

      Along with the Pope and the house of Liechtenstein, Prince Albert II is one of Europe’s few remaining constitutionally autocratic rulers. A holiday to Monaco is like taking a stroll along the Mediterranean. The three-kilometre-long state consists of several distinct quarters.

      The pretty old town of Monaco-Ville around the palace stands on the high promontory, with the densely built suburb and marina of Fontvieille in its western shadow. La Condamine is the old port quarter on the other side of the rock; Larvotto, the rather ugly bathing resort with artificial beaches of imported sand, reaches to the eastern border; and Monte Carlo is in the middle. French Beausoleil, uphill to the north, is merely an extension of the conurbation – the border is often unmarked and always easily crossed on foot.