CRUCEROS POR AVIGNON Y AIX-EN-PROVENCE VÍA MARSELLA

La inconfundible Notre-Dame de la Garde 

Aix-en-Provence
Aviñón

Busca tu crucero por el Mediterráneo

Marsella

Comienza a planificar tu crucero y reserva tus excursiones en Marsella, Aix-en-Provence y Aviñón

En la espectacular costa de la Riviera francesa se encuentra Marsella, un destino en el Mediterráneo. Esta ciudad portuaria es conocida por su mezcla de arena y glamour, su laberinto de calles y arquitectura histórica. A solo unas pocas millas de los carismáticos cafés de Marsella y del bullicioso puerto de Vieux, se pueden encontrar ciudades impresionantes. Visite Aix-en-Provence, lugar de nacimiento de Cézanne, o disfruta de la belleza antigua de Aviñón.


Las excursiones de MSC Cruceros ofrecen muchas cosas interesantes para ver, que incluyen:
 
• La inconfundible Notre-Dame de la Garde
• Aix-en-Provence
• Aviñón


El puerto marítimo de Marsella sigue siendo un destino imperdible por su cultura, color y atmósfera. Una excursión de MSC Cruceros te transportará a un mundo lleno de arte, arquitectura y cocina. Explora el puerto y su punto de referencia principal: la basílica neo-bizantina Notre-Dame-de-la-Garde, construida entre 1853 y 1864. Desde la cumbre, puedes disfrutar de increíbles vistas de la ciudad y el profundo azul del Mediterráneo. No te pierdas de un paseo por Marsella, pasando por el aristocrático Castillo y Jardín Borély. Ve al Palacio Longchamp en el centro de la ciudad antes de ir al puerto viejo.


Visita la ciudad sureña francesa de Aix-en-Provence en una excursión de MSC Cruceros. Explora el hito religioso de la Catedral de San Salvador, construida sobre los restos de un templo romano. En honor al dios del sol Apolo, esta estructura ricamente decorada presenta características románicas, góticas y barrocas. A continuación, disfruta de una agradable caminata a la Fuente de los Cuatro Delfines y al Barrio Mazarin del siglo XVII.


Si aprecias la historia medieval y la cultura, visita la antigua Aviñón con una excursión de MSC Cruceros. Esta increíble ciudad es el hogar del Palacio de los Papas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con arquitectura gótica medieval. Antigua residencia de los Papas de la historia, te maravillarás con los tapices y frescos del edificio. Después, pasee por las fascinantes calles y almuerce en un restaurante francés de brasserie.

Qué ver en Marsella

Descubre nuestras excursiones

    Cómo llegar al puerto

    Puerto de Marsella

    Esta sección contiene información sobre cómo llegar al puerto

    Terminal de Cruceros

    El embarque se sitúa en MPCT,
    Môle Léon Gourret (Puerta 4)

    Cómo llegar al puerto

    • En coche

      Desde la autopista A7, continua hasta la A55 («Autoroute du Littoral») y sigue las indicaciones hacia la terminal de cruceros.
      En coche
    • En tren

      Al llegar a la estación de tren de Marsella Saint-Charles, puedes coger un taxi hasta la terminal de cruceros (15-20 minutos). 
      Te sugerimos que no cojas un autobús, puesto que paran lejos de la terminal de cruceros.
      En tren
    • En avión

      El aeropuerto de Marsella Provenza está situado a unos 20 km del puerto.
      Puedes llegar a la terminal de cruceros en taxi.
      En avión

    Francia

    Un discreto y delicado encanto chic
    Un discreto y delicado encanto chic

    Unas vacaciones por el sur de Francia te llevarán hasta el paraíso. Este Jardín del Edén encierra las cimas nevadas de los Bajos Alpes y sus colinas somontanas, que por el este descienden hasta el mar y por el oeste llegan casi hasta el Ródano.


    El interior se caracteriza por una cadena de escarpadas colinas boscosas; mientras que la zona de la costa es una siempre cambiante serie de bahías de aspecto casi geométrico, que a veces dan paso a aglomerados de escollos de piedra brillante y a ensenadas estrechas y profundas que parecen fiordos noruegos en miniatura, las calanques. Pero todos estos elementos serían insignificantes sin esa luz mediterránea tan especial. Mágica en primavera y en otoño y al mismo tiempo suave y brillante de una manera teatral, confiere a cada paisaje el máximo color y definición sin destellos. Un crucero por el sur de Francia es una buena oportunidad para visitar la capital de la Riviera, Niza, una vibrante y cautivadora mezcla de influencia italiana, decadente esplendor Belle Époque y arte de primera.

    Al este, la baja Corniche conecta los pintorescos pueblecitos costeros de Villefranche, St-Jean-Cap-Ferrat y Beaulieu; las altas carreteras ofrecen algunos de los paisajes de costa más espectaculares por los que puedes conducir en Europa, de camino a Èze y el pequeño principado de Mónaco. Las mejores playas están al oeste de la Riviera, en la viva Juan-les-Pins y en Cannes, la ostentosa ciudad famosa por sus tiendas de grandes firmas y por su festival de cine.