Cruceros a Gitión

Plazas con bares y naranjos
El anfiteatro de la antigua acrópolis
Mistrá, una ciudad bizantina intacta

Busca tu crucero por el Mediterráneo

Gitión/Esparta

El puerto de la antigua Esparta

Si tu pasión es la historia, en tus vacaciones con MSC Cruceros por el Mar Mediterráneo el puerto de Gitión te recibirá con los brazos abiertos. Una vez hayas bajado a tierra de tu crucero MSC para una excursión a Esparta entenderás por qué la ciudad moderna, capital de Laconia, posee tan pocas ruinas antiguas y es hoy principalmente un centro funcional para las actividades agrícolas de su inmensa llanura.
 
Los encantos de Esparta residen en sus ordenadas calles peatonales y en sus plazas rodeadas de bares y naranjos. Por ello, la razón principal para hacer una excursión a Esparta durante un crucero MSC es la visita a Mistrá. Mistrá es una ciudad bizantina situada 5 km hacia al oeste que en su día controlaba amplias porciones de la antigua Grecia. En Esparta hay pocas ruinas que ver al norte de la ciudad. Desde la estatua desnuda de Leónidas, el héroe de la Termópilas, arriba del Paleológou, siguiendo el camino y por detrás del estadio moderno se encuentra el Acrópolis, la más alta de las colinas de Esparta. 
 
En este lugar todavía puede verse el rastro de un inmenso anfiteatro excavado en la ladera de la colina, aunque hoy gran parte de sus piedras han desaparecido, convertidas rápidamente en murallas cuando la fuerza de los espartanos disminuyó y más adelante recicladas para construir la bizantina Mistrá. Por encima de este, una señal indica lo que queda del tempo de Atenea Chalkioikos, mientras que en la cima del Acrópolis todavía se encuentran los cimientos de la iglesia y del monasterio bizantino de Ósios Níkon (siglo X). 
 
Yendo hacia Trípoli, un camino lleva a las ruinas del santuario de Artemis Ortia. Era aquí donde los chicos de Esparta eran puestos a prueba a través de la fustigación. El escritor de viajes y geógrafo romano Pausanias recuerda que a menudo los jóvenes morían bajo el látigo, y añade que el altar debía teñirse de rojo para que la diosa estuviera satisfecha. Todos los mosaicos y restos transportables se encuentran ahora expuestos en el pequeño museo de la ciudad sobre Áyios Níkonos.

Qué ver en Gitión

Descubre nuestras excursiones