Cruceros a Siracusa

Noto, capital del barroco siciliano
Ragusa, Modica y Scicli
Siracusa

Encuentra tu crucero por el Mediterráneo

Siracusa

Comienza a planear tu crucero y reserva tus excursiones en Siracusa

El puerto de Siracusa es un nuevo centro para los barcos de MSC Cruceros por el Mediterráneo, tanto de partida como de llegada.


​La ciudad portuaria italiana de Siracusa, un destino de MSC Cruceros por el Mediterráneo, se encuentra en Sicilia, en la costa jónica. Conocida como la puerta de entrada a Noto y Ragusa, Siracusa, es famosa por su glorioso sol, su antiguo patrimonio y sus plazas barrocas.


Las excursiones de MSC Cruceros ofrecen muchas cosas interesantes para ver, que incluyen:
 
• Noto, capital del barroco siciliano
• Ragusa, Modica y Scicli
• Siracusa

 
Noto es famoso en todo el mundo por sus obras maestras de arte y arquitectura barrocas. En un corto trayecto en autobús desde el puerto de Siracusa, la ciudad de No es un destino imperdible en las excursiones de MSC. La ciudad se encuentra en las laderas del monte Iblei, caracterizada por los olivares y los almendros. Después de un terremoto a fines del siglo XVII, la ciudad fue reconstruida por los arquitectos Rosario Gagliardi y Francesco Sortino, entre otros, quienes crearon una obra maestra única del barroco siciliano declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
 
Pasa un día en la extraordinaria campiña y las ciudades barrocas declaradas como Patrimonio Mundial por la UNESCO por sus maravillas artísticas y arquitectónicas. Comienza esta excursión de MSC en la ciudad de Ragusa, donde explorarás el casco antiguo de Ragusa Ibla, conocida como la "Perla del Barroco" por sus palacios, jardines e iglesias. El recorrido continúa con una visita a Modica, conocidos palacios barrocos y hermosas plazas bordeadas de palmeras y hogar de chocolateros de fama mundial. Antes de regresar al barco, la última parada será Scicli. Visita las iglesias de Sant'Ignazio y San Giovanni, maravillándote de sus interiores, y recorre las principales calles y plazas de la ciudad.
 
Conoce Siracusa con un recorrido a pie. Dirígete al Mercado Viejo, donde puedes probar mucha comida siciliana como cannoli, granizado y brioches. Visita las ruinas del Templo de Apolo y Corso Matteotti, la zona comercial más elegante de la ciudad. Siracusa también alberga impresionantes catedrales y la Abadía de Santa Lucía, hogar de una pintura de Caravaggio de fama mundial. Para completar el recorrido, sube a un bote para realizar un inspirador recorrido por la isla de Ortigia, el corazón histórico de Siracusa, desde el mar.

Descubre las excursiones en Siracusa

    Italia

    Historia, gastronomía y moda
    Historia, gastronomía y moda

    Un crucero por Italia es como una montaña rusa de emociones. Roma es una ciudad magnífica e inigualable, y en lo que a lugares de interés histórico se refiere bate a cualquier otra del país.
     
    Liguria, la pequeña provincia costera a lo largo de la costa noroccidental, se conoce desde hace tiempo como la “Riviera Italiana”, y es precisamente por eso que los amantes del sol la ocupan durante gran parte del verano.
    En el Véneto el principal núcleo de interés es claramente Venecia: una ciudad única donde cada rincón es especial, por lo que su fama es bien merecida. La Toscana, en el centro de Italia, constituye quizá la imagen más representativa que normalmente se tiene del país, con su clásica campiña y sus ciudades llenas de arte como Florencia y Pisa.

    El auténtico sur comienza en la región de Campania. Su capital, Nápoles, es una ciudad única e inolvidable, el corazón espiritual de la Italia meridional. Apulia, el “tacón” de Italia, ofrece placeres poco conocidos, como el paisaje de la península del Gargano y la calidad de los mercadillos tipo zoco de su capital, Bari.

    Si hablamos de Sicilia, la isla es realmente otro mundo, con una amplia mezcla de atractivos que van desde algunos de los más bellos y mejor conservados tesoros helenísticos de Europa hasta Taormina o Cefalù, dos de las más interesantes localidades costeras del Mediterráneo, sin hablar del maravilloso escenario de sus paisajes.