Dover

Los legendarios acantilados blancos
La iglesia medieval de St. Mary-in-Castro
La Gran Torre

Busca tu crucero por el Norte de Europa

Dover

Hasta donde alcanza la vista

Cuando tu crucero MSC te lleve a Dover, el punto más interesante del puerto es sin duda el castillo. Tampoco debes perderte la visita a los legendarios acantilados blancos, que dominan la ciudad y han sido fuente de inspiración para amantes, viajeros y soldados enviados a las trincheras.
 
En 1168, un siglo después de la conquista, los normandos construyeron la fortaleza que hoy en día preside la mayor parte del castillo de Dover, un complejo defensivo con una ubicación privilegiada utilizado con fines militares hasta los años 80. Siglos antes, los romanos pusieron Dover en el mapa al elegir su puerto como base de operaciones de su flota del norte y erigir un faro para guiar a los barcos hasta la desembocadura del río.

Junto a las macizas ruinas hexagonales de la fortaleza se alza una iglesia construida por los sajones en el siglo VII, St. Mary-in-Castro. Un poco más arriba de la colina se encuentra la impresionante y bien conservada Gran Torre, construida por Enrique II para servir de palacio. En el interior se ha recreado cuidadosamente la opulenta decoración de la corte real: desde las cacerolas de la cocina hasta la tapicería de la habitación del rey, todos los detalles han sido objeto de una meticulosa investigación y se han reproducido en la medida de lo posible con los materiales y métodos de la época.

Los cruceros MSC por el Norte de Europa también ofrecen excursiones al castillo de Leeds, situado a unos 64 km al noroeste de Dover, que es más parecido a un palacio de cuento de hadas que a una fortaleza defensiva. La construcción del castillo comenzó alrededor del 1120, con una mitad sobre una isla situada en medio de un lago y la otra mitad en tierra, rodeada por una gran zona verde.

Tras varios siglos en manos de la nobleza (y un tiempo utilizado como cárcel), hoy en día el castillo acoge conferencias y eventos deportivos y culturales. Además, los terrenos albergan un aviario con varios especímenes de coloridas aves exóticas, unos cuidados jardines y un laberinto algo complicado.

Qué ver en Dover

Descubre nuestras excursiones